El Jadida (Mazagan), patrimonio de la humanidad
....................................................................................................................................
Ciudad tranquila de atractivo encanto, El Jadida es una ciudad mestiza que exhibe orgullosamente a sus visitantes sus múltiples facetas. En 2004, Mazagan fue inscrita en el patrimonio mundial y en enero del 2011 fue declarada 28º destino mundial por la revista Geo.

La antigua Mazagan es en la actualidad un polo de atracción para turistas nacionales e internacionales debido a sus enormes potencialidades turísticas, en particular, un patrimonio histórico importante, un entorno natural agradable y un clima templado durante todo el año.

Como ciudad cultural, El Jadida supo guardar celosamente durante el transcurso de los siglos varios monumentos cargados de historia que recuerdan su pasado glorioso y tumultuoso.
Ofrece escenas naturales típicas de una rara belleza. Están constituidas de una serie de playas que se extienden sobre mas de 150 kilómetros y de una región interior donde se pueden descubrir particularidades y realidades de la vida cotidiana de sus pueblos y localidades. Zocos semanales, moussems y festivales son la ocasión para descubrir las particularidades socio-culturales de esta región.

Un poco de historia
«Rusibis», «Mazagan», «El Breija», «Al Mahdouma», «El Jadida», tantos nombres que se atribuyeron a esta gloriosa y misteriosa ciudad a lo largo de su historia.
El nombre de El Jadida literalmente «la nueva», no es propio de la ciudad cuyas costas fueron abordadas por los Fenicios que allí instalaron sus asentamientos.
Siglos mas tarde, en 1502, fueron los portugueses los que llegaron accidentalmente a sus costas después de un naufragio.
Fascinados y seducidos por su magnifica bahía, su posición geográfica y por sus riquezas agrícola y marina, los Portugueses construyeron allí entre 1513 y 1514 una ciudad fortificada dominada por una imponente fortaleza.

La ciudad conocerá un desarrollo fulgurante y se convertirá en el principal asentamiento comercial en la costa atlántica hasta 1769, fecha de su toma por el sultán alauí, Sidi Mohamed Benabdellah.

Destruida en gran parte por los Portugueses antes de rendirse, fue conocida entonces con el nombre de 'Al Mahdouma' (ciudad en ruinas). En 1815, fue reconstruida y repoblada bautizándose con su nombre actual El Jadida.
Proclamada patrimonio universal el 30 de junio de 2004 en la 28ª sesión del comité del Patrimonio mundial, El Jadida «la blanca» guarda celosamente los vestigios de un pasado glorioso de mezcla de civilizaciones, culturas y religiones.

La Ciudadela portuguesa
El aspecto marcial de esta ciudad sobrecoge desde la primera mirada con sus cañones apuntando hacia la mar y con las murallas imponentes que rodean la Medina, testigos de la maestría de las fortificaciones europeas del siglo XVI.

Al deambular por las callezuelas de la Medina, se puede admirar la osmosis arquitectural de la viejas casas cristianas, musulmanas y judías.

La Cisterna portuguesa
Joya arquitectural de estilo Emanuelino, es considerada como una de las joyas de Marruecos.
Fue construida en 1514 y fue concebida como sala de armas antes de transformarse en cisterna para abastecer en agua potable la ciudad en previsión de largos asedios.

Caído en el olvido desde la expulsión de los Portugueses, este monumento será redescubierto por azar en 1916 por un tendero que quería agrandar su tienda que lindaba con la Cisterna. La fama de este monumento arquitectural atrajo la atención de grandes artistas internacionales tales como Orson Welles que rodó allí en 1949 escenas de su película 'Otelo'.

La Iglesia de la Asuncion
Fue edificada en el interior del recinto. A su proximidad se encuentra la mezquita “Jamaa Abdelhaq”, única por su minarete de cinco lados.

La Porta do mar
Situada al fondo de la arteria central, esta salida se cabo en el muro y fue cerrada con una rejilla. Fue la ruta de escape de los Portugueses al huir en 1769.

Faro de Sidi Bouafi
Al suroeste de la ciudad cerca de la carretera de Oualidia. Con una altura de 65 metros, dispone de un alcance de 72 kilómetros con una potencia total de 6000 vatios.

Al subir sus 248 escalones, se puede observar un vasto panorama sobre el océano, el complejo industrial de Jorf-Lasfar y sobre la ciudad.

Las murallas
La Ciudad portuguesa, cuyas murallas flanqueadas por sus bastiones aun armados de algunos viejos cañones no incluía mas que la Kasbah.
Después de atravesar el puente y de rodear las murallas de la Medina hasta llegar a la plaza del Zoco, se debe continuar en coche hasta dar la vuelta de la Kasbah.
Una pequeña carretera asfaltada conduce al ángulo noreste de la muralla Oeste donde una plataforma ha sido dispuesta como parking.
Desde allí se puede la desembocadura del río Oum Rabiaa.
A lo lejos, tomando el camino de ronda, se puede volver a la muralla por el lado oeste para descubrir las casas de la antigua Judería y de la Kabbah, arrinconadas en el interior de los muros.

Dar el baroud
Antigua revista cuyas ruinas están dominados por una gran torre con una ventana gótica.

Vista del Puerto de El Jadida
En frente del Bastión del Angel, sobre el Puerto de El Jadida, o a lo largo del Boulevard de Suez, numerosos restaurantes les permiten saborear excelentes frituras pasando además un buen rato.





previous-month Noviembre 2017 next-month
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Encuesta
Le gustaría viajar :
En familia
En pareja
Con amigos
Solo
Boletín
Ingrese su correo electrónico para
recibir nuestro boletín mensual !